El uso de desinfectantes en hospitales

Durante esta época de COVID los hospitales han estado al límite de su capacidad máxima, por eso el uso de desinfectantes en hospitales ha resultado con máxima eficacia.

Para que pudieran atender a todos los pacientes se han tenido que realizar una serie de procesos exhaustivos para mantener desinfectadas todas y cada una de sus áreas.

Los procedimientos de desinfección y esterilización son indispensables para el control de la infección de los hospitales.

El protocolo llevado a cabo ha tenido en cuenta una serie de acciones y técnicas que garanticen la seguridad sanitaria de los funcionarios y pacientes.

Como se realiza la desinfección de hospitales

La desinfección hospitalaria se lleva a cabo principalmente en la superficie de los diferentes objetos y herramientas sanitarias, como pueden ser las mesas, carritos, instrumentos, suelos, etc.

En otros casos más específicos, se realiza con la sumersión de objetos posiblemente contaminados en el desinfectante.

Dependiendo del desinfectante, se realizará un tipo de aplicación u otro. Este proceso de desinfección puede verse afectado por diferentes variables, como la temperatura, el PH, la concentración del desinfectante, la dureza del agua utilizada para la dilución, etc.

Recomendaciones de la OMS

La OMS (Organización Mundial de la Salud) indicó que es importante emplear un desinfectante que sea especialmente efectivo contra los virus, ya que vinculan al COVID con esta categoría de virus.

Por ejemplo, desde la OMS confirmaron utilizar alcohol etílico para la desinfección de equipos biomédicos reusables, por ejemplo, para los termómetros.

En cambio, para tratar superficies, el hipoclorito de sodio tiene una ventaja frente a otros, ya que es mucho más estable, tienen fácil dilución y no es corrosivo.

En la práctica hospitalaria de rutina, la desinfección de superficies como pisos y paredes puede no ser necesaria, excepto en aquellos casos en que hayan sido contaminados por materiales o agentes infecciosos.

La limpieza a fondo de estas superficies puede ser suficiente en áreas no críticas, aunque algunos estudios recomiendan el uso de un desinfectante en la limpieza del piso.

Aunque la limpieza puede eliminar una gran cantidad de bacterias, los microorganismos que han quedado atrás pronto comienzan a crecer y acumularse, y pueden contaminar las áreas limpias.

Es más importante desinfectar las áreas táctiles de mano del “paciente cercano” que están más implicadas en la transmisión a través de las manos contaminadas de los trabajadores de la salud.

Por lo tanto, el uso de desinfectantes en hospitales en áreas críticas y de alto riesgo como quemaduras y las Unidades de Cuidados Intensivos están justificadas, donde el ambiente puede estar muy contaminado con patógenos resistentes a los medicamentos.

Tipos de desinfectantes en hospitales

Existe una amplia gama de desinfectantes disponibles comercialmente que se someten a pruebas exhaustivas en entornos controlados antes del lanzamiento al mercado.

Sin embargo, a menudo, los productos y procedimientos descritos en la literatura pueden no ser capaces de desinfectar o descontaminar adecuadamente cuando las superficies han sido contaminadas con organismos altamente resistentes o inusuales.

El tema puede complicarse aún más por la calidad de la higiene ambiental debido al polvo y otras materias orgánicas.

Al elegir desinfectantes de uso hospitalario específicos, puede ser necesario conocer el número esperado y los tipos de organismos que probablemente estén presentes en la superficie.

Un desinfectante ideal debe tener un amplio espectro antimicrobiano, no debe ser irritante, menos tóxico, no corrosivo y de bajo costo.

VER MÁS

Noticias Relacionados

MAPA DE CALOR

Mapas de calor de iGEO

Al utilizar los mapas de calor interactivos de iGEO, vas a aumentar el control sobre el grado de infestación de cualquier plaga en las instalaciones

SABER MÁS