Blog & Noticias

¿Qué está ocurriendo con las roedores durante el COVID19? ¿Cómo afectará a las empresas de control de plagas?

Blog & Noticias

Comporamiento ratas covid

En este post nos hacemos una pregunta. ¿Que está ocurriendo con las roedores durante el COVID19 ahora que no estamos realizando nuestros servicios de desratización habituales?

El COVID-19 está provocando un efecto directo en el comportamiento de las personas, roedores y de la propia naturaleza que nos rodea.

En las grandes ciudades, antes de la llegada de la pandemia el tránsito de peatones registraba la mayor actividad nunca antes concebida.

Ahora la actividad se ha reducido a mínimos históricos, y esto afecta a toda la fauna que nos rodea y que comparte espacio con nosotros.

En la mayoría de los países del mundo que sufren el COVID-19, están optando por cerrar todos aquellos negocios y empresas que no ofrecen un servicio básico a la sociedad. Entre estos servicios clausurados, se encuentran los bares y restaurantes.

Ahora que estas fuentes de provisiones alimenticias no están disponibles, los roedores están cambiando sus hábitos de comportamiento y alimenticio.

Están sufriendo la ausencia de restos de comidas y de basura que normalmente los humanos arrojamos al suelo, a las alcantarillas o depositamos en otros lugares.

Los roedores se ven obligados a tener a que buscar alternativas para poder encontrar restos de comida sin miedo alguno tras la falta de personas en cada rincón.

A consecuencia de ello, es mucho más probable que los roedores frecuenten nuevos lugares donde antes no transitaban.

Por ejemplo, en aquellas zonas urbanizadas donde depositamos los residuos, pueden aparecer los roedores en busca de restos de comida para alimentarse sintiéndose cómodos ante la ausencia de humanos y pudiendo campar a sus anchas.

Los roedores son muy audaces, y cuentan con un sentido del olfato privilegiado para poder llegar a donde se encuentre el alimento que desean.

De hecho, muchos roedores consiguen acceder a lugares inhóspitos o inusuales. Lo hacen mediante pequeñas ranuras e incluso creando ellos mismos el agujero para acceder.

Prepararnos para desescalada

Debido a este crecimiento poblacional de los roedores y la aparición de los mismos en lugares donde antes no eran localizados, las empresa de control de plagas van a tener que realizar un trabajo extra e intensivo cuando esta situación se vaya normalizando para controlar el repunte de la población. No solo para controlar los roedores, sino para devolverles a su nicho habitual.

Debemos de tener en cuenta todas estas advertencias, ya que los roedores, igual que otras especies animales, no solo luchan entre ellas para conseguir alimentos, sino que colaboran entre ellos para llegar a su objetivo.

Es importante que nos vayamos preparando para la desescalada progresiva y tengamos todos nuestros recursos disponibles para poder acometer los servicios de desratización que nos demanden nuestros clientes o la sociedad ante este crecimiento poblacional de los roedores.

“Estar preparado es la mitad de la victoria”
Miguel de Cervantes

Muchas empresas de control de plagas han sufrido una importante disminución de su volumen de trabajo, lo que les ha provocado aplicar un ERTE en su empresa, pero la previsión dice, que este sector en los próximos meses va tener un importante crecimiento, por lo que esperamos que ese crecimiento ayude a subsanar las perdidas en estas empresas.

Si queréis acceder a más noticias del sector, de tecnología y de iGEO, haz clic aquí.