Los efectos paternos y maternos en la descendencia de los mosquitos

Los científicos del Instituto de Ciencias Agrícolas y Alimentarias (IFAS) de la Universidad de Florida están un paso más cerca de conocer los factores que, en última instancia, conducen a diferencias características en la descendencia de mosquitos.

Esto es un punto clave en la composición de las especies de mosquitos y un hallazgo fundamental en la investigación continua de enfermedades transmitidas por mosquitos.

Según el estudio, «hay más de 3.000 especies de mosquitos en todo el mundo y son el animal más peligroso del planeta», dijo Barry Alto, profesor asociado de entomología en el Laboratorio de Entomología Médica de Florida dentro del IFAS y coautor de un nuevo estudio.

También afirma que «el motivo es porque causan enfermedades y muertes humanas atribuibles a los patógenos que transmiten, desde malaria y parásitos filariales hasta virus».

Estudio: «Efectos paternos y maternos en un mosquito: un puente para la historia de la vida en transición»

En el último estudio, «Efectos paternos y maternos en un mosquito: un puente para la historia de la vida en transición», publicado en el Journal of Insect Physiology, los investigadores Kylie Zirbel Yanchula, autora principal y doctora en IFAS de la Universidad de Florida, y Barry Alto utilizaron el mosquito de la fiebre amarilla, conocido científicamente como Aedes aegypti, para dar una mirada fundamental a la biología de esta especie.

Específicamente, preguntaron si la calidad de la pareja del mosquito influye en la asignación reproductiva de recursos, como macronutrientes (lípidos y proteínas), a su descendencia.

«¿Hasta qué punto las condiciones de salud (calidad) de los padres, el efecto de los padres, afecta al éxito de la descendencia?», dijo Alto.

«Abordamos esta pregunta utilizando un sistema modelo de un mosquito, desenredando la importancia relativa de los efectos maternos (mamá) y paternos (papá) en la descendencia».

En este estudio, los investigadores utilizaron la descendencia de mosquitos recolectados en 2012 en los Cayos de Florida.

El objetivo era establecer una colonia que se ha mantenido en un insectario de laboratorio en el centro de investigación IFAS de la Universidad de Florida, en Vero Beach.

A partir de esa colonia, los mosquitos se criaron en ambientes de baja y de alta calidad de nutrientes, lo que significa que fueron alimentados con dietas que consistían en una nutrición alta y baja para producir machos y hembras de alta y baja calidad.

Luego, se emparejaron mosquitos adultos machos y hembras para aparearse y producir descendencia para el experimento.

“Una conclusión clave de los hallazgos muestra que en los mosquitos la dieta larvaria de los padres da como resultado una asignación diferente de recursos en la descendencia de los padres según la condición nutricional de su pareja.

Los efectos maternos influyeron principalmente en la cantidad de huevos producidos por las hembras, así como en su inversión de lípidos en los huevos”, dijo Alto.

Alto explica que las hembras toman decisiones fisiológicas de manera inconsciente que determinan la asignación de nutrientes a su descendencia durante la reproducción.

El contenido de los huevos incluye niveles variables de nutrientes. La cantidad de nutrientes en los huevos representa la inversión femenina, que en última instancia puede influir en la salud y el desarrollo de la descendencia.

Durante el experimento

Durante el experimento, los investigadores observaron que a medida que los mosquitos hembras se aparean con los machos alimentados con dietas de alta calidad, invierten mayores cantidades de nutrientes en sus crías.

 “A través de una serie de pruebas experimentales que involucraron tratamientos nutricionales para determinar si la calidad de la pareja influye directamente en la asignación reproductiva de las madres de los mosquitos, demostramos que cuando los mosquitos hembras de baja calidad se aparean con machos de alta calidad, invierten mayores cantidades de nutrientes lipídicos en su descendencia”, agregó Alto.

Los lípidos son una fuente de energía para las larvas de mosquito. Pueden ser un factor determinante para la supervivencia de la descendencia.

Los estudios sobre la biología de los mosquitos aportan conocimientos sobre las estrategias para explotar la biología de los mosquitos con el fin de controlarlos a ellos y a los patógenos que transmiten.

En estudios futuros, a Alto le gustaría rastrear la asignación de recursos a los huevos de mosquitos hembras durante toda su vida y determinar si los nutrientes paternos influyen en la regulación hormonal en los mosquitos hembras.

«La regulación hormonal está estrechamente ligada a la reproducción y, por lo tanto, es una progresión natural en la investigación», dijo Alto.

Fuente: Pest Control Technology

Si quieres estar al tanto de otras noticias del sector, accede al siguiente link.

READ MORE

Related news