Blog & Noticias

Sanidad descubre un nuevo brote de listeriosis

Blog & Noticias

Sanidad descubre un nuevo brote de listeriosis

Sanidad descubre un nuevo brote de listerioris en una partida de quesos.

Las partidas que se han visto afectadas, han sido retiradas del mercado para evitar más afectados, según ha informado el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Esta partida de quesos, proviene de la marca francesa SAS Le Moulins, según asegura AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición), entidad dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Esta agencia  ha detectado la presencia de listeria monocytogenes y e.coli en estos productos, pero se desconoce si algún alimento ya distribuido puede estar infectado. Por lo que para más precaución se ha filtrado aquellos lotes y fecha de caducidad que puedan estar contaminados:

  • Moulis Cremier, lotes 19163112 (fecha de caducidad 01/12/2019).
  • Moulis Vache, lote 19199118, (fecha de caducidad 20/12/2019).
  • Bethmale de Marterat Vache lote 19199118 (fecha de caducidad 05/12/2019).

Las autoridades recomiendan que los consumidores que cuenten con algunos de estos lotes, devuelvan inmediatamente el producto al punto de compra.

Este aviso se produce escasamente un mes después de que apareciera un caso de listerioris en una empresa que comercializaba carne mechada. Esta noticia produjo gran conmoción en la ciudadanía y además provocó siete abortos, tres fallecidos y en torno a 200 personas afectadas.

A principios de octubre, en Alemania aparecieron más casos de listerioris al detectarse la bacteria en algunos productos cárnicos de la empresa Wilke Wurstwaren, que causó dos fallecimientos a personas de avanzada edad.

Síntomas y qué debemos hacer para evitar el contagio

Los síntomas más habituales en personas que han consumido algún producto con listerioris, son el aumento de la temperatura de febrícula a incluso llegar a tener fiebre, dolores musculares y rigidez en el cuello, y en ocasiones debilidad y confusión.

Para evitar lo mejor posible el contagio, hay que tratar de impedir el consumo de los productos que más riesgos pueden tener, como son los quesos blandos sin pasteurizar, alimentos refrigerados listos para consumir, pescado ahumado sin cocinar, leche cruda y verduras congeladas sin cocción previa.

Es por ello que la población de riesgo de contraer esta bacteria son las personas de avanzada edad, los recién nacidos y las embarazadas.

También deben estar alertas aquellas personas que tienen un sistema inmunológico deprimido, el cual está menos activo de lo normal y con las defensas bajas, pudiendo contraer más fácilmente intoxicaciones, infecciones o enfermedades.